Dieta Montignac

Su autor es Michel Montignac, un nutricionista francés. Se popularizo mucho mediante el boca a boca debido a su efectividad. La dieta Montignac tiene una amplia base científica y queremos explicarte brevemente su principio.

Principio de la dieta Montignac

Las personas que tienen tendencia a engordar liberan demasiada insulina cuando toman carbohidratos (pasta, arroz, azúcar..). A esto lo llaman hiperinsulinismo. Los médicos hoy en día saben que el hiperinsulinismo está estrechamente ligado a la obesidad. Si podemos disminuir la liberación de insulina conseguiremos adelgazar.

doctor montignac

Pero por qué producimos insulina? Cuando comemos carbohidratos (también llamados glúcidos) nuestro aparato digestivo los transforma en glucosa que luego se acumula en nuestra sangre. La insulina es entonces necesaria para forzar al exceso de glucosa a penetrar dentro de los músculos y del higado. Pero la insulina no debe segregarse en exceso porque entonces activará la lipogénesis (formación de grasas).

Los carbohidratos que se transforman en mucha glucosa en nuestro cuerpo se llaman carbohidratos de índice glicémico alto. Estos hacen que se libere mucha insulina para reducir el nivel de glucosa en sangre a unos valores normales. Y por eso nos hacen engordar. Entre este tipo de carbohidratos encontramos, entre otros el azúcar, la pasta, el pan y el arroz.

Hay otros tipos de carbohidratos que en cambio se transforman en muy poquita glucosa. Estos son de índice glicémico bajo y no nos hacen engordar. Son por ejemplo las legumbres o la zanahoria cruda. De forma que si excluimos de nuestra alimentación los carbohidratos de índice glicémico alto limitaremos la producción de insulina y por ello adelgazaremos.

Y en esto se basa la dieta Montignac, en distinguir qué clase de carbohidratos comemos. No importa que un alimento contenga grasa, aunque te cueste creerlo.

Funcionamiento de la dieta Montignac

En la dieta Montignac hay que comer hasta saciarse. No debes quedarte con hambre en las comidas porque este es un método que uno puede seguir de forma indefinida y no sólo temporalmente.

metro
Esto permite grandes avances a lo largo del tiempo así como un mantenimiento de los resultados una vez que se ha alcanzado el peso ideal.

La dieta Montignac te da libertad para que te hagas tus propios menús. Lo complicado es que hay que conocer en todo momento los índices glicémicos de los carbohidratos que estés comiendo.

Pincha aquí para acceder a la lista de los índices glicémicos de los alimentos

La carne, el pescado,el marisco, los huevos, los aceites y la mantequilla tienen un índice glicémico de 0 y por lo tanto no deben preocuparnos. No hay que tener miedo a poner el aceite que queramos en la ensalada o a la hora de freír pescado o carne ya que si esta grasa no se ve acompañada de un aumento de la insulina no engordará. Sin embargo si tomamos este aceite junto con pan blanco o cualquier otro carbohidrato de índice glicémico alto entonces sí que engordaremos.

La dieta Montignac tiene 2 fases:
  • Fase 1, adelgazamiento: durante esta fase sólo comeremos alimentos con un índice glícemico inferior o igual a 35 (en verde en la lista de índices glicémicos). Recordamos que la carne, el pescado, el marisco, los huevos y los aceites también se pueden comer pues su indice glicémico es de 0. Respetando esta consigna se imposibilita la formación de grasas a la vez que se van quemando las antiguas grasas de nuestro cuerpo. Esta fase se mantendrá hasta que se logre el peso deseado.
  • Fase 2, mantenimiento y prevención: una vez que hemos alcanzado nuestro peso ya podemos comer alimentos con un índice glicémico más alto (en amarillo en la lista). En función de la tendencia a engordar podremos ir subiendo más o menos los IG permitidos pero siempre tomando los glúcidos de IG alto (en rojo) de forma ocasional y con mucha prudencia.

La dieta Montignac no se mete con la cantidad de grasas que tomes, pero recomienda que tomes preferentemente grasas de origen vegetal o de pescados azules por ser mejores para tu salud vascular.